ACTO ACADÉMICO 2019

19 Dec 2019

Hoy 13 de diciembre, es un gran día y estamos acá para homenajear a los niños y niñas que, con alegrías, tristezas; entre aprendizajes, pinturas, canciones, meriendas, conocimientos y juegos lograron transitar este año con mucho éxito. Juntos pudimos escribir con la lapicera del corazón un montón de anécdotas, hechos y experiencias que a pesar del tiempo no se van a borrar, porque la tinta de la lapicera del corazón es imborrable y dura toda la vida.

En el 2014 cada rincón y cada integrante de nuestra escuela vieron llegar a un grupo de niños que con cara de susto y muy ansiosos se aprestaban a recorrer un largo camino que marcaría el comienzo de una nueva etapa en la vida de cada uno de ellos…LA PRIMARIA.  Hoy, esos niños terminan esa etapa y están listos para comenzar un nuevo camino en su vida. Nosotros lo hemos acompañado hasta llegar a esta meta cumplida y lo seguiremos haciendo, caminando a su lado.

Hoy, más que decir un montón de palabras es un día para sentir esas palabras. El mundo está en manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y de correr riesgo de vivir sus sueños. Sueños que se concretan con el paso del tiempo, y ese tiempo es el que nos marca la culminación de un ciclo lectivo, el cual nos llena de satisfacción y nos compromete a renovar esfuerzos.

Por eso hoy podemos decir con orgullo que se cumple una etapa mas en el proceso de crecimiento de cada uno de nuestros estudiantes.

Todos los que formamos parte de este proceso, nos llevamos algo mas que conocimientos, aprendimos a no renegar de nuestros errores; aprendimos lo que es el respeto hacia los demás y a nosotros mismos, la confianza, el valor del trabajo diario, del esfuerzo, aprendimos a vivir con dignidad.

Hoy debemos decirnos adiós y despedir este año 2019. Homenajearemos en este acto a aquellos que durante seis años se han destacado por una u otra razón, a aquellos que día a día fueron dejando su mejor esfuerzo. Ellos ya están aquí recibamos con un fuerte aplauso a los egresados de la promoción 2019.

Los finales son posibilidades de nuevos comienzos.

Las despedidas son promesas de reencuentros.

Con estas frases es que les queremos decir que hoy es un día especial para ustedes y nosotros, porque una etapa de nuestras vidas llega a su fin. Recordaremos todo lo transitado estos años: las sonrisas, los abrazos, las tristezas, y esas caritas que siempre demostraron dulzura y amor.

Extrañaremos esas miradas asombradas a la hora de escuchar cuentos y compartir aprendizajes, sus lágrimas, sus ideas brillantes y esas risas contagiosas que surgían en cada momento.

En sus mentes de niños llevan ya grabados todo el valor de lo que es tener preparación y saber, aspectos que con el tiempo son sinónimos de asimilación de conocimientos y adquisición de amplia cultura. También llevan grabadas las horas de alegría que vivieron en esta escuela, en donde sus travesuras fueron compartidas con sus compañeros.

Nunca olviden que en su escuela primaria recibieron de sus maestros la palabra sincera de la enseñanza sagrada, cuya luz infinita fue el faro que los guio a la meta feliz que han alcanzado.

Hoy llega el tiempo de decir adiós, tal vez algunos se encuentren de nuevo en el camino de la vida, quizá otros no se vuelvan a ver, pero guarden siempre en su corazón los bellos momentos compartidos juntos.

Dejan hoy este Colegio para comenzar una nueva etapa en la que continuarán la escritura de su propio guión, pero queremos que sepan que tienen las herramientas para hacer frente a esta nueva incertidumbre: mantengan la curiosidad, las ideas, la creatividad. Todo tiene un final. Y aunque lo sabemos, cuesta llegar a ese momento en que hay que despedirse, de los amigos, del lugar donde aprendimos, de los momentos compartidos.

Gracias Dios mío por haberme acompañado

durante todo este ciclo que termina,

sé que estuviste conmigo en todo momento,

pues te miré en el sol de cada mañana,

te miré en la claridad del día,

te miré en la rosa de mi jardín,

te miré en una sonrisa amiga.

Gracias Dios por estar siempre conmigo…

en cada final y en cada nuevo comenzar…

Dice el Papa Francisco… “La Navidad suele ser una fiesta ruidosa: nos vendría bien un poco de silencio, para oír la voz del Amor.
Navidad eres tú, cuando decides nacer de nuevo cada día y dejar entrar a Dios en tu alma. La campana de Navidad eres tú, cuando llamas, congregas y buscas unir. Eres también luz de Navidad, cuando iluminas con tu vida el camino de los demás con la bondad, la paciencia, alegría y la generosidad.
El pino de Navidad eres tú, cuando resistes vigoroso a los vientos y dificultades de la vida.

En este tiempo de Adviento nos acompaña el árbol de navidad, quién representa ese nacimiento, que con el tiempo madurará y se transformará en un gran árbol. Simbólicamente nuestros egresados. Hoy está adornado con todos los alumnos de la Margarita, quienes dicen presentes en este hermoso momento.

Nuestros padres, nuestra familia como formadores, como esa estructura que sostiene, siempre están presentes. Por eso son EL PESEBRE porque nos dieron la vida y con su sencillez y humildad están a nuestro lado en cada momento. Cuando comenzamos la escuela primaria estábamos llenos de ansiedades, de ganas de aprender, íbamos camino hacia algo que desconocíamos…

Por eso fueron las seños de primero LOS ÁNGELES quienes nos comunicaron, Anunciaron, proclamaron, transmitieron alegría, ofrecieron esperanza en su camino hacia nuestro aprendizaje.

Y a este trabajo lo siguieron las seños de segundo LOS PASTORES quienes continuaron transmitiéndonos el mensaje, pero a la vez afianzándolo, para que el camino comience a tener forma.

Y continuando con nuestro árbol llegan las seños de tercero LOS REYES MAGOS quienes nos ofrecieron sus tesoros, viajaron sin descanso en la finalización del primer ciclo. Una etapa concluida.

            Llego el momento de un nuevo ciclo y con ello vinieron los docentes de cuarto MARÍA quienes se pusieron al servicio, escucharon y guiaron este nuevo comienzo preparándonos en esta mitad del camino.

Nuestro árbol se va llenando de acciones, de hechos, de vivencias. Es el momento de los docentes de quinto JOSÉ quienes, junto a María, continuaron con su tarea ofreciéndonos conocimientos y valores para comenzar el último tramo del camino.

No podían faltar los docentes de áreas especiales y bibliotecaria LAS OVEJAS quienes a través de sus fortalezas nos brindaron un montón de oportunidades de expresión en diferentes momentos, haciendo de los mismos algo maravilloso. Nos brindaron confianza para poder expresarnos.

Para completar nuestro árbol simbólico en el recorrido de la escuela primaria lo harán los directivos JESÚS quienes a diario nos guiaron en este camino y también a las seños que nos dieron lo mejor, que también estuvieron siempre presentes en todo momento.

            Por último, las seños de sexto LA ESTRELLA quién va a guiar nuestras vidas y con su luz iluminar nuestra alma. Ellas nos acompañaron en esta última etapa y juntos cerramos un nivel, que lo vivimos con mucha felicidad.

Así termina una nueva etapa en nuestro recorrido, ya que el mismo debe continuar y fue gracias a todas las personas que nos acompañaron. Cuando empezamos este árbol solo tenía algunos adornos, ahora está más completo. En él hay valores, acciones, sentimientos y podríamos decir miles de palabras más. Hoy gracias a ustedes somos esto y solo queda agradecer a todos los que lo hicieron posibles.

La vida es el corazón del hombre, la relación de cosas, lo bello de la lucha, de saber que nada es fácil en ella y la alegría de conseguir objetivos, hoy nos acompaña. Hace seis años, con un cúmulo de temores bajo el brazo, llegaron por vez primera a la escuela. Ahora, ya sin aquellos temores, pero sí con tristeza, llegó la hora de la despedida, de decir: ¡Adiós!

No les decimos adiós, sino preferimos decir un “hasta siempre”, ya que en él se refleja la esperanza, ilusiones, deseos, y sueños de encontrarlos nuevamente convertidos ya en esas personas de éxito que siempre vimos en cada uno de ustedes, continúen esforzándose por su educación y aspiraciones, que tengan todos muy buena suerte para lo que venga y ¡HASTA SIEMPRE!

        Durante la vida habrá varios motivos que nos pondrán tristes y nos harán llorar, uno   de ellos suele ser dar una despedida; sin embargo, la despedida que hoy damos a los alumnos que terminan su educación primaria no es motivo para la melancolía ni el dolor: es causa justa de felicidad porque es el momento que da fin a todo el trabajo y el esfuerzo que empeñaron en sus estudios elementales.

Los docentes sienten una enorme satisfacción porque sus esperanzas eran ciertas: el sembrador ve como germinan las semillas que ha plantado. Alumnos que hoy dejan esta escuela primaria, sus docentes han puesto empeño en grabar en sus mentes los conocimientos básicos y necesarios para emprender nuevas etapas, el valor de la educación y la idea de lo que es ser un ciudadano crítico y reflexivo.

De la escuela no sólo se llevarán lo anterior: conservaran en su memoria las horas de alegría que vivieron en ella, porque no sólo disfrutaron de aprender, también conocieron a nuevos amigos, sus compañeros de estudios y juegos, con ellos se formaron planes para el futuro, adelante pues con la educación recibida, los nuevos amigos y los sueños.

Alumnos, nunca olviden que en su escuela primaria recibieron la enseñanza cuya luz fue el faro que los guio a este puerto donde felices los recibimos sus maestros y padres.

A pesar de la estar embargados por la emoción de este acto solemne, deseamos aconsejarles sobre su certificado de estudios primarios, con él no termina una etapa, sino que sea sólo el comienzo de otras más, saben bien que el hombre preparado nunca tendrá miedo ante la dureza y los obstáculos que le presente la vida.

Esta escuela, recinto de saber por varias generaciones, sólo tiene algo más que agregar en este adiós: ¡vayan!, ¡luchen!, ¡venzan!

¡Feliz Navidad para todos!

¡¡¡Les deseamos unas MERECIDAS VACACIONES!!!

¡¡¡Y les decimos HASTA SIEMPRE PROMO 2019!!!

Continuar leyendo 'ACTO ACADÉMICO 2019'
http://centroparroquial.com.ar/wp-content/themes/platform