DÍA DE LA TRADICIÓN

Cada año, el 10 de noviembre vemos reavivar en nuestro pueblo las tradiciones de los antiguos pobladores de estos pagos. Cada año alumnos, padres, maestros y padres, nos identificamos con bailarines, cantores, pulperos, arrieros y tantos hombres y mujeres que con el esfuerzo diario y el afán en sus tareas cotidianas fueron construyendo esa identidad en la que nosotros buscamos reconocernos.

La tradición de un pueblo se forma a través de mucho tiempo, es un conjunto de costumbres y creencias.

La tradición no tiene fin porque sigue creciendo y haciéndose más rica con lo cada uno aporta. Es todo lo que abarca un pueblo y que no se aprende en los libros, sino en la vida cotidiana de ese pueblo.

Entre mates y pastelitos, guitarreadas, José Hernández escribió la obra más importante de la literatura gauchesca “El Martín Fierro”, allí se cuentan historias, tristezas, injusticias que debió pasar un gaucho, que habitaba en las pampas argentinas.

 

Un verdadero pueblo es aquel que respeta y ama su tradición, valorando también las experiencias que la historia nos ha ido regalando a través del tiempo y aprendiendo de ella.

Vayamos con honor de ser argentinos sabiendo que nuestro destino depende de nosotros.

Compartimos las danzas bailadas por los alumnos, docentes y familias.

 

 

 


< Regresar
http://centroparroquial.com.ar/wp-content/themes/platform