VIVIR LA NAVIDAD

“Seamos pesebre viviente”

San Francisco de Asís en 1223 introdujo la costumbre de representar en vivo el Nacimiento de Jesús en la cueva de Belén. Desde entonces existe en la iglesia la tradición de celebrar el Pesebre Viviente. Esta costumbre está muy arraigada en el sentir y en el querer del pueblo creyente.

El Pesebre Viviente convoca a muchos cristianos en este modo especial de catequesis que nos prepara para vivir y profundizar en el misterio del Nacimiento del Hijo de Dios que se hace Hijo del Hombre.

El día jueves 14 de diciembre nos reunimos en nuestra casa, la escuela  Margarita A. de Paz, para presenciar no una obra de teatro, sino que presentamos el  Pesebre como una verdadera catequesis para que ayude a todos a contemplar el misterio de Dios que se hace hombre; como un modo de prepararnos para vivir más cristianamente la Navidad. A través de cuadros escénicos recorrimos  las escenas más importantes del misterio de la Navidad; el Nacimiento de Jesús en el Pesebre de Belén. Ante este Niño que nace para salvarnos.

Primer Cuadro Escénico: LA ANUNCIACIÓN

María en su casa de Nazaret. Ella es una aldeana que ya ha cumplido los 15 años y, como todas las chicas de su pueblo, se dedica a los quehaceres de la casa. Ella es una muchacha judía que ha aprendido, desde muy niña de sus padres, Joaquín y Ana, a amar y honrar a Dios sobre toda las cosas.

Segundo Cuadro Escénico: EL NACIMIENTO EN EL PESEBRE

Ha nacido el Rey de los Cielos; el cielo y la tierra se han juntado en esta noche bendita. El Hijo de Dios es Hijo del Hombre y comparte en todo nuestra condición humana, menos el pecado.

Tercer cuadro Escénico: ADORACIÓN DE LOS MAGOS

Los magos, guiados de nuevo por la estrella, caminan hasta pararse sobre el lugar donde estaba el niño. Entran en la casa, y ven al niño con María, su madre. De hinojos le adoran y abriendo sus cofres le ofrecen los dones de oro, incienso y mirra

Dos personas especiales se sumaron a nuestro pesebre. Dos personas que nos han enseñado mucho sobre solidaridad, amor y entrega, ellos son el Cura Brochero y la Beata Hermana Catalina. Y siguiendo los pasitos del Curita Santo y de la Hermana Catalina, nosotros también decimos ¡Presente! en el valor de la Solidaridad.

Durante el mes de noviembre todos fuimos colaborando para que hoy el Niño Jesús nazca en todos aquellos bebés que  llegan al mundo en condiciones muy humildes, como Nuestro Señor. Por eso junto al Consejo de Escuela hemos reunido ropita, pañales, juguetes, cuentos y otros elementos necesarios para los bebitos y sus mamás; que entregamos todo lo recolectado a la Dra. Farah en nombre y representación del Hospital Municipal de nuestra ciudad.

“FELIZ NAVIDAD Y AÑO NUEVO”

  

Otras donaciones como alimentos, juguetes, ropa y calzado fueron entregadas al merendero Solecitos Naranjas dirigido por la señora Silvia Suarez y a los dispensarios de la ciudad.

AGRADECEMOS PROFUNDAMENTE A TODA LA COMUNIDAD POR ABRIR SU CORAZÓN Y A LAS FAMILIAS QUE GENEROSAMENTE HICIERON SU APORTE.


< Regresar
http://centroparroquial.com.ar/wp-content/themes/platform