Un abrazo solidario y los símbolos de lo que nos une -12/09/2016-

Un grupo de madres fue quien comenzó a proyectar este gesto que se convirtió en un abrazo simbólico este 12 de septiembre, a diez días de aquella mañana en la que encontrábamos un aula incendiada y veíamos interrumpido el ritmo habitual de nuestra escuela. Diez días después, mucha gente construía otra realidad e instauraba otros símbolos.

Susana Rosa Disca, María Elena Viola, Carolina Carabajal, Alicia Bergamini, Beatriz Ávila, Cristina Farah, Patricia Cabezas y Lorena Moix fueron quienes plantearon la idea, la pusieron en marcha y la organizaron. Luego, su entusiasmo se propagó y se sumaron otros padres, muchos alumnos, representados por su Centro de Estudiantes, y distintos actores sociales de Villa Carlos Paz, que quisieron decir presente.

Por este motivo el encuentro, de puertas abiertas, contó con la presencia del Intendente de nuestra ciudad, el señor Esteban Avilés, y de la Directora de Desarrollo Social y Educación de la Municipalidad, Dra. Isabel Schoj. El grupo Iceberg del Sur, cuyos integrantes son exalumnos de la Institución y siempre acompañan nuestras actividades, enviaron sus palabras, sus saludos y su apoyo a nuestra comunidad educativa.

Estas fueron las palabras que, en representación de todos los padres, compartieron con nosotros Lorena Moix y Osvaldo Sayago:

Iniciamos este camino porque no queríamos permanecer callados. Porque la realidad nos obliga a reaccionar y porque en esta línea de reacción no queremos responder a la violencia con más violencia. Todo lo contrario, queremos pronunciarnos en repudio pero demostrando a la vez que podemos construir, que nuestro sentimiento es mayor y que el accionar de unos pocos no nos amedrenta.

Que esta tristeza que hoy nos embarga no solo toca a la escuela como empresa educativa sino que nos toca personalmente a quienes compartimos la idea de que “allí se imparte la educación que queremos para nuestros hijos”.

Y también, que podemos unirnos, producir, resolver y salir adelante en equipo, y que son estas las actitudes con las que estamos de acuerdo. Defendemos al Centro Educativo Margarita A. de Paz y defendemos por sobre todas las cosas a la educación como pilar fundamental en nuestra sociedad democrática.

Con este pequeño gesto, ¡decimos que estamos presentes! Y que tenemos la fuerza para superar juntos esta como tantas otras situaciones que nos interpelen. Por nosotros, por nuestros hijos y por el futuro de ellos. Acá estamos.

 Iniciamos esta tarea con lazos que serán atados en las rejas de nuestra escuela. Los lazos solidarios se lucen en apoyo a numerosas causas. Los invitamos a atar un lazo en las rejas. Queremos expresar con estas cintas nuestro acompañamiento, solidaridad y compromiso con los valores de la educación que deseamos: DIÁLOGO. PAZ. RESPETO. HUMILDAD. ALEGRÍA. COMPAÑERISMO. ESFUERZO. COMPROMISO.  Quien no haya traído su cinta puede solicitarla a los alumnos de sexto año que se encuentran en el portón de entrada.

En paralelo, los invitamos a firmar los pergaminos que están ubicados en las cuatro esquinas del patio. Es un recordatorio de nuestra presencia  y la fuerza de una comunidad que se involucra, que no está ausente y que acompaña en el dolor y en la esperanza.

 

El Representante Legal del Centro Parroquial, Lic. Rubén Lucero Sánchez, el intendente Esteban Avilés y la Directora de Desarrollo Social y Educación de la Municipalidad también compartieron unas palabras con todos los presentes. Los ejes fueron los valores por los que hay que bregar, el compromiso de todos los actores sociales frente a un hecho como el vivido y la solidaridad.

Luego de las palabras, el abrazo de todos los que estábamos presentes selló la así la propuesta:

Este es uno de los momentos centrales de nuestra convocatoria. El gesto del abrazo representa solidaridad, afecto, confraternidad, empatía. Abrazar es la manifestación más noble del cariño, el abrazo cura, renueva, fortalece. Sencillo acto pero tan profundo como para dejar huellas indelebles en el corazón de nuestra escuela. Los invitamos a abrazar, entonces, tomados de la mano. Luego un minuto de silencio.

 

Y allí no terminaban los símbolos. El cierre del encuentro se haría con una suelta de palomas.

Abrazar, pero también dejar, soltar. Queremos soltar miedos, bronca, sensaciones de impotencia, de impunidad…Queremos transformar aquello que nos oprime en fortaleza, en esperanza, en acciones positivas. Queremos construir un futuro mejor para nuestros hijos y sabemos que todo cambio empieza aquí y ahora.

Con esa intención, haremos la suelta de palomas invitando a todos a presenciar este gesto al cual seguramente cada uno de ustedes le imprimirá un deseo.

 

Nuestra comunidad se llenó de símbolos. Los tenemos siempre, pero a veces se hacen explícitos, nos hacen preguntas y nos llenan se sensaciones. Y nos reúnen.

Hace unos días eran los símbolos de la destrucción. Pero hoy, tal vez porque la educación construye otros modos posibles de asumir la realidad, tal vez porque la educación construye palabras e ideas que pueden transformar lo que sucede, lo simbólico tuvo que ver con los lazos. Unos símbolos comenzaron a reemplazar a los otros. O no. Unos símbolos fueron interpelando a los otros, explicitando otros mundos posibles. Y se construyeron con fuerza para hablar desde lo colectivo, desde lo común, desde el pensamiento hecho acción, palabra y significado.

Un abrazo simbólico.

6

7

Lazos anudados.

9

10

11

Un abrazo simbólico y lazos anudados. Símbolos de la educación, de sus vínculos, de sus entramados. Los símbolos de lo que nos une.

A nosotros solo nos queda un gesto: el de agradecer profundamente a todos. Por este abrazo que, tal como proyectaron, cura, renueva y fortalece.

 

¡¡¡Muchísimas gracias en nombre de toda la comunidad

del Centro Parroquial Margarita A. de Paz!!!

1 8 3 5 4 2


< Regresar
http://centroparroquial.com.ar/wp-content/themes/platform