Proyecto C.A.S.I. 2016

Convivencia, autogestión y solidaridad en el marco institucional

La palabra solidaridad tiene varios orígenes. Uno proviene del latín soliditas y hace referencia a una realidad homogénea, entera y unida donde los elementos que conforman ese todo son de igual naturaleza. Otro origen se relaciona con la idea de un comportamiento in-solidum, es decir, aquel que enlaza los destinos de dos o más personas.

En una sociedad que a veces privilegia lo individual, crear lazos es un interesante gesto para construir una realidad en la que todos tengamos un lugar, en la que los intereses de todos tengan igual valor e importancia, en la que cobre vida cada elemento de ese todo. Así entendida, la solidaridad puede tener mucho que ver con el compromiso y puede traer consigo una mirada comprometida con el mundo.

Así surge, hace ya unos años, el proyecto C.A.S.I., delineado por la preceptora Laura Arocena y llevado adelante hoy por los profesores Romina Bordesio, María Eugenia Nieva Plaza y Nicolás Velasco, quienes acompañan el trabajo de los alumnos de todos los quintos años de nuestra escuela. Se trata de una propuesta de intervención solidaria en diferentes ámbitos de nuestra realidad.

Con la idea de retomar necesidades que se relacionen profundamente con la vida interna de la institución, trabajando en aquello que tenga una significación especial para nosotros, este año tres son los proyectos en marcha:

-El club lechero: institución fundada por Pedro Dotta, el club lechero continúa hoy su misión de repartir leche en comedores y merenderos de la ciudad. Actualmente está a cargo de María Florencia Simón y Claudia Fusé, profesoras de nuestra escuela. Los jóvenes aportarán su trabajo para juntar la mayor cantidad posible de leche y hacer que crezca el número de donaciones y que se difunda este trabajo solidario.

CASI 1

Alumnos participantes: Agustina Cussó, Micaela Alochis, Julieta Castellano, Rocío Weigandt, Milagros Colombero, Aylén Abuin, Camila Peralta, Agustina Damiani, Violeta Zecchin, Emilia Giménez, Victoria Trocello, Camila Morales, Ana Bongiovanni, Luciano Chiara, Esmeralda Latuca, Guadalupe Altamirano, Giuliana Martino, Micaela Assenza, Valentina Blasco, Tatiana Spila y Luciano Quaglia.

 

-Los perros callejeros: caminando por Villa Carlos Paz encontramos perros callejeros en muchos puntos de la ciudad. Un grupo de chicos, movilizados por las necesidades de estos animales que no eligen vivir en la calle y que pasan hambre, frío y maltrato, decidieron colaborar juntando alimento, proyectando cuchas y demás elementos para ayudarlos.

CASI 2

CASI 3

Alumnos participantes: Micaela Ollaquindia, Sofía Soteras, Camila Sandoval, Mara Ayuso, Micaela Domínguez, Cintia Rivarola, Leandro Gómez, Lucas Serratusel, Giovanna Periotti, Candela Acosta, Ana Moreno, Catherine Torres, Julieta Bustos, Belén Dutra, Ludmila Costa, Luciana Della Vedova, Sofía Mendoza, Milagros Frizotti y Luz Álvarez.

-Reserva Pumakawa: desde hace años, distintos grupos de alumnos realizan trabajos en esta asociación civil sin fines de lucro, destinada a la conservación ambiental. Dirigidos por la profesora Andrea Schnidrig, junto a un amplio equipo de trabajo, realizan trabajos de reforestación y enriquecimiento. Este año, un grupo de alumnos del C.A.S.I. decidió sumarse a estas tareas y aportar solidariamente a las actividades que promueven el cuidado y la valoración de la flora y la fauna de nuestra provincia.

Casi 4


Alumnos participantes: Leila Farías, Rocío Falcón, Agustina Bodaracco, Rocío Maldonado, Melody Suárez, Federico Mantegazza, Luciano Rodríguez, Nicolá Cherara, Abril Giommetti y Lucrecia Hernández.

A todos, gracias por estas tareas que implican tiempo, proyectos, ilusiones y tanto compromiso para enlazar nuestros destinos con los de otros.


< Regresar
http://centroparroquial.com.ar/wp-content/themes/platform