Noche Tanguera

Tango, tango,
vos que fuiste el amigo confidente de su amor
tango, tango,
hoy preciso de tu ayuda para calmar su dolor”.
Carlos Gardel

El tango es un género musical tradicional de Argentina y Uruguay, nacido de la fusión cultural entre emigrantes europeos, descendientes de esclavos africanos y de los nativos de la región del Río de la Plata. Es una expresión artística de fusión, de naturaleza netamente urbana y raíz suburbana («arrabalero»), que responde al proceso histórico concreto del mestizaje biológico y cultural de la población rioplatense pre-inmigración y la inmigración masiva, mayoritariamente europea, que reconstituyó completamente las sociedades rioplatenses, a partir de las últimas décadas del siglo XIX.

Las letras de sus canciones están compuestas basándose en un argot local llamado lunfardo que, suelen expresar las tristezas, especialmente «en las cosas del amor», que sienten los hombres y las mujeres de pueblo, circunstancia que lo emparenta en cierto modo con el blues, sin que ello obste al tratamiento de otras temáticas, incluso humorísticas y políticas.

La danza cumple su ancestral propósito de mostrar plásticamente un sentimiento, una emoción, un anhelo, mientras que la música le habla al corazón con palabras que se comprenden en todos los idiomas.

Pero las letras de tango, esos versos cuyo significado a veces ni se percibe, ocultado por el éxtasis que producen la melodía o el estrecho abrazo del baile, no son solamente palabras que al ser entonadas embellecen al tango instrumental, sino que constituyen su dimensión más significativa y profunda.

El tango es danza, es música y es letra. El tango bailado es el más abordable para los hombres y mujeres de otras culturas, porque el lenguaje universal y atávico del ritmo y del movimiento encuentra en todas partes un eco entusiasta que actualmente hace posible una vez más su auge internacional. En su lenguaje sin palabras, la melodía, la riqueza armónica y los recursos del arreglo orquestal hacen accesible el tango al oído de los pueblos más variados.

Pero el tango que adquiere pleno significado para el hombre de nuestra cultura es el tango para pensar: Las letras de los grandes tangos proponen verdades esenciales que pertenecen al ámbito de la filosofía, y hasta llegan a expresar conceptos que en forma latente o explícita aluden a la búsqueda de Dios.

El tango es uno de los productos artísticos más elevados de nuestra cultura. No sólo reúne en su riqueza evolutiva musical y literaria más de un siglo de nuestro devenir histórico, dando testimonio de nuestros sueños, esperanzas y frustraciones como individuos y como pueblo, sino que expresa toda una manera de ver la realidad, a la vez que nos confirma en nuestro propio modo de pensar, de sentir y de vivir.

En la Explanada de los Jardines Municipales fue el marco ideal en la cálida noche del viernes 2 de noviembre para ponerle calor al décimo año de un hermoso proyecto que llevó el nombre “Noche Tanguera”. Esta gala inolvidable tuvo distintos momentos, coreografías compartidas de los alumnos de sexto grado acompañados por sus padres, hermanos, tíos, primos o abuelos; hasta los versos tangueros interpretados por docentes de nuestra Institución.

La velada contó  también con la participación especial del Departamento de Arte y Movimiento que depende de la Municipalidad de nuestra ciudad.


< Regresar
http://centroparroquial.com.ar/wp-content/themes/platform