Proyecto de investigación escolar en Ciencias Sociales

Destinado a Alumnos de 6º año de Ciencias Sociales en sus dos Orientaciones

 

I.- FUNDAMENTOS

Recuperando las finalidades del Ciclo de Especialización de Nivel Medio, una de ellas, la propedéutica, nos indica la necesidad de orientar y capacitar a los jóvenes para analizar, explicar e intervenir en el medio social en el que se encuentran insertos. Con este fin, proponemos la realización de un proyecto que, a modo de “Trabajo Final” en sexto año, haga confluir espacios de conocimiento dentro de los cuales los alumnos han realizado su trayecto escolar.

Al realizar este trabajo, se constituye un espacio formativo que propende también a la construcción de saberes y potenciación de competencias que, con una perspectiva científica le permita al alumno resignificar aprendizajes. Para ello, la indagación sobre una situación problemática, la búsqueda de respuestas, la consulta bibliográfica, la secuenciación del trabajo planificado, acompañados por la eficaz guía del docente, se presentan como el proceso indicado para integrar temáticas que son comunes y atraviesan la especialidad desde las asignaturas que la componen.

Se propone a partir de la incorporación de ciertas herramientas propias de la práctica en Ciencias Sociales, una ruptura con la mirada  del “sentido común” (o  explicaciones desde el conocimiento vulgar) que hace que los fenómenos sociales se presenten en apariencia simples y fáciles de comprender. Es decir que, para poder intervenir y transformar la realidad que nos rodea es necesario advertir los factores o procesos que la constituyen, lo que lleva por ejemplo a considerar su carácter conflictivo, opresor: “la construcción conjunta del espacio público digno de ser vivido al cual me refiero está marcada por el conflicto. Lo que importa es que se trata de una construcción que incluye a todos y que no dispensa las formas de civilidad, aún porque el conflicto no se reduce al enfrentamiento destructivo”. (Cohn, 17)

Intentamos desde la escuela responder a los requerimientos de nuestra época a través de la transformación de los sujetos en sujetos comprometidos con lo social, destruyendo la indiferencia e individualismo que como barrera se ha instalado en nuestra cultura social.

En esta línea, quizá debamos plantearnos que en educación “el centro de la cuestión consiste en contraponer responsabilidad a indiferencia. En esta perspectiva la responsabilidad no se refiere a la mera capacidad, o el deber, de responder por algún acto. Envuelve también la capacidad, y el deber –ético, no legal- de identificar al interlocutor a quien se responde, que puede ser, en el extremo, toda la humanidad en cada uno de sus representantes. Es en este sentido que se contrapone a indiferencia. Al hablar de indiferencia me meto con lo que parece una marca fundamental en el funcionamiento del sistema político y económico en la fase actual del capitalismo. No se trata de caracterizar una actitud de determinados agentes, sino de algo inscrito en el propio modo de organización y de funcionamiento de las sociedades contemporáneas. En este sentido yo lo defino indiferencia estructural.” (Cohn, 22)

El proyecto es también un desafío abierto al profesorado para converger hacia ámbitos multidisciplinarios integrados; si acordamos que “las disciplinas constituyen un sistema de control en la producción de discurso, fijando sus límites por medio de la acción de una identidad que adopta la forma de una permanente reactivación de las reglas,” (Foucault, 224) se plantea entonces la necesidad de des-andar tradiciones largamente consolidadas en el Nivel Medio: la “soberanía de la cátedra”, la fragmentación de los espacios de conocimiento, o el esquema oficial que multiplica las horas de clase y desdobla en las asignaturas los campos comunes del saber.

En tal sentido, es ilustrativo el “Report Gulbenkian” que, en su en su planteo de abrir las Ciencias Sociales para superar la especialización que las caracteriza actualmente, señala: “Lo que parece necesario no es tanto un intento de transformar las fronteras organizativas como una ampliación de la organización de la actividad intelectual sin atención a las actuales fronteras disciplinarias.  Después de todo, ser histórico no es propiedad exclusiva de las personas llamadas historiadores, es una obligación de todos los científicos sociales. Ser sociológico no es propiedad exclusiva de ciertas personas llamadas sociólogos sino una obligación de todos los científicos sociales. Los problemas económicos no son propiedad exclusiva de los economistas, los problemas económicos son centrales para cualquier análisis científico-social y tampoco es absolutamente seguro que los historiadores profesionales necesariamente sepan más sobre las explicaciones históricas, ni los sociólogos sepan más sobre los problemas sociales, ni los economistas sepan más sobre las fluctuaciones económicas que otros científicos sociales activos. En suma, no creemos que existan monopolios de la sabiduría ni zonas de conocimiento reservadas a las personas con determinado título universitario.” (Wallerstein, 105)

 

 

II.- NATURALEZA DEL PROYECTO

El Trabajo Final que se propone para los alumnos de sexto Año implicaría, de este modo, la aplicación de herramientas teórico-metodológicas aprehendidas en el trayecto del Ciclo de Especialización en Ciencias Sociales en tanto integración y profundización en este campo de conocimiento.

Se tomará como punto de partida un interrogante concreto en torno al área política, social, cultural o económica; la problemática deberá circunscribirse al plano local (Villa Carlos Paz) y/o institucional (Instituto Parroquial Bernado D`Elía). Una vez planteado de manera clara y acotada el objeto de estudio, se avanzará  en la construcción de saberes y respuestas para su análisis utilizando conceptos (miradas teóricas) y técnicas de investigación social para la construcción y análisis de datos (tanto primarios o producidos por el alumno como así también datos secundarios o análisis de datos producidos previamente en el marco de otras investigaciones o datos que provengan de diversos organismos).

Se requerirá la presentación de esta problemática -definida de acuerdo al interés del alumno- y luego un Plan de Trabajo que estipule el modo en que el alumno se propone cumplir con los objetivos. Este plan de trabajo deberá constar de tres partes:

 

1-    Enfoque teórico: Breve síntesis del [1]marco teórico (y conceptos clave) que tomará como referencia para el abordaje de su problemática y para la definición de sus aspectos metodológicos.

2-    Cuestiones metodológicas: tipo de estudio (de campo o bibliográfico), técnicas que utilizará (entrevistas, encuestas, análisis de datos secundarios, etc), Universo y muestra a utilizar, etc retomando su justificación teniendo en cuenta los objetivos propuestos.

3-    Distribución de tareas:  modo en que se organizarán los miembros del grupo para cumplir con las diversas actividades propuestas y el cronograma tentativo para su realización.

Posteriormente se continuará con la ejecución del plan de Trabajo (realización de trabajo de campo y su correspondiente lectura o análisis bibliográfico) y la presentación de las conclusiones de acuerdo nuevamente a los objetivos propuestos.

 

III.- EXPECTATIVAS DE LOGRO

  • Comprometer al alumno con la realidad social que lo circunda.
  • Promover en los alumnos la búsqueda de respuestas a problemas sociales a través de la construcción de conocimiento Científico Social.
  • Estimular el involucramiento de los alumnos en los problemas sociales de nuestro tiempo.
  • Analizar críticamente  las diversas formas de intervención social especialmente las vinculadas al Estado y sus políticas públicas.
  • Instar a la búsqueda rigurosa del saber.
  • Integrar los contenidos desarrollados en el Ciclo de Especialidad.
  • Facilitar espacios educativos flexibles desde donde construir el conocimiento.
  • Valorar la importancia del trabajo metódico, sistemático y crítico.
  • Interés por propiciar actitudes de cooperación y respeto como forma de relación social.
  • Vivenciar desde la escuela las posibilidades de construir un orden social más justo.

 

IV.- ARTICULACIÓN DEL PROYECTO

    Se establece que serán tres (3) los actores involucrados en el desarrollo del proyecto, los que tendrán funciones específicas, a saber:

  • El alumno: el trabajo será desarrollado por alumnos pertenecientes al sexto año del Ciclo de Especialización con carácter obligatorio. Cada trabajo podrá ser llevado a cabo por hasta tres (3) alumnos. Este/os deberá/n:
  1. Seleccionar una temática de indagación, que podrá ser la trabajada en Metodología en 5º año.
  2. Elegir un docente en calidad de “Tutor” que lo acompañará en la construcción del trabajo.
  3. Establecer el marco teórico desde donde abordará la temática seleccionada.
  4. Para el caso de trabajo grupal, se especificarán las funciones de cada integrante del equipo.
  5. Presentará los estados de “avance” en los tiempos y forma establecidos.
  6. Dará cumplimiento a las formalidades establecidas para la presentación escrita del trabajo.
  7. Respetará el cronograma de seguimiento establecido por el Comité.
  8. Realizará la “defensa” del trabajo realizado.

 

  1. Docente “tutor”: cada docente perteneciente al área de Ciencias Sociales será potencial “Tutor” de los Trabajos Finales, pudiendo ser elegido por los alumnos de sexto año o bien designado por el “Comité de Seguimiento y Evaluación”. El tutor puede ser una persona externa a la planta de docentes del Instituto. Dicha persona deberá ser aprobada por el Comité evaluador a través de una carta de presentación dirigida al mismo, en la cual exponga  las razones por las cuales decide realizar esta tarea y su posicionamiento respecto del tema elegido por los alumnos. El único requerimiento formal es que sea docente.  Sus obligaciones serán:
  • “guiar” al alumno en la construcción del trabajo.
  • Disponerse para asesorar la construcción del trabajo; a tal fin, acordará con el/los alumno/s los tiempos y espacios institucionales para acompañar esta tarea.
  • Informar al/los alumno/s en torno a la temática seleccionada, bibliografía a utilizar, metodología de trabajo (revisión de los presupuestos del trabajo, recolección de datos, cuidado en las formalidades escritas, etc.)
  • En la instancia conclusiva del trabajo, podrá presenciar la “defensa” que realicen los alumnos ante el Comité.

 

  1. “Comité de Seguimiento y Evaluación”: integrado por: Coordinador del Área de Ciencias Sociales, docente de la asignatura Metodología de Investigación y Dirección (o la persona que esta designe). Su tarea consistirá en:
  • Especificar la naturaleza del trabajo a modo de reglamento.
  • Establecer el procedimiento al que deberán atenerse los alumnos.
  • Receptar la nómina de Tutores elegidos por los alumnos; para el caso que un mismo Tutor debiera dirigir varios trabajos, el Comité procederá designar nuevos Tutores, reasignando así las responsabilidades.
  • Realizar el seguimiento de los trabajos realizados por los alumnos a través de reuniones periódicas con devoluciones específicas sobre el mismo que permitan al alumno avanzar en su construcción.
  • Calificar el trabajo según la escala numérica establecida.

 

V.- SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN

    Se entiende por seguimiento y evaluación a los sucesivos encuentros que, anticipadamente establecidos, servirán para que el Comité y el alumno encuentren el espacio para resignificar los aspectos formales y sustanciales del trabajo; será el momento en el cual el alumno dé razones acerca de las tareas realizadas y pueda continuar con las tareas a partir de las sugerencias que el comité le realice.

Se establece una fase conclusiva donde, realizadas las correcciones formales y sustanciales del trabajo, los alumnos realizarán la defensa del mismo ante el Comité, su tutor, compañeros y, eventualmente sus familiares.

La calificación obtenida por la realización del Trabajo Final, será colocada en aquella/as asignaturas afines a la problemática estudiada y definidas por el Comité evaluador. Esta calificación se promediará con el promedio del segundo cuatrimestre en cada una de dichas asignaturas, como una nota integradora.

 

 

VI.- CRONOGRAMA (Primer cuatrimestre)

  • Mes de abril
    • reunión de docentes del área de Ciencias Sociales para tomar conocimiento del Proyecto.
    • Reunión con los alumnos de los 6º años Sociales para informarles del Trabajo Final, sus objetivos y modalidades.
    • Primera entrega. Presentación de Temática a desarrollar por los alumnos y Tutores elegidos. Entregar ala Sra. LauraArocena
    • Reunión del Comité para acotar el objeto del trabajo, reasignar tutores y determinar asignaturas que abarcan el mismo.
  • Mes de  mayo:
    • Devolución a los alumnos desde Dirección de lo realizado por el Comité.
    • Presentación del Plan de Trabajo. Abstrac del Marco teórico que sustentará el trabajo. Bibliografía.
    • Presentación del Marco Teórico definitivo.
  • Mes de junio:
    • Entrega del Enfoque Metodológico y 1º avance
    • Reunión Comité.
  • Mes de julio:
    • Entrega en mesa de entradas hasta las 16:00 h. del 2º avance.
    • Reunión del Comité. Redefinición de la 2º parte del año.

 

Tentativo:

  • Mes de Agosto: 3º avance
  • Mes de Septiembre: Evaluación final de parte del Comité evaluador.
  • Mes de Octubre: Defensa del Trabajo por parte de los alumnos.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

  1.  COHN, Gabriel: “Civilidad, ciudadanía y civismo: la teoría política ante los nuevos desafíos”. En BORÓN, Atilio (comp.): “Filosofía Política Contemporánea.  Controversias sobre civilización, imperio y ciudadanía”. CLACSO. Buenos Aires. 2003
  2. FOUCAULT, Michel: “Arqueología del saber”. Siglo XXI. México. 1972
  3. WALLERSTEIN, Immanuel (coordinador): “Abrir las Ciencias Sociales. Comisión Gulbenkián para la reestructuración de las Ciencias Sociales”. Siglo XXI. México. 2001

 

 

Para el ciclo lectivo 2011

Se otorgará  a la Prof. Eugenia Ramírez, profesora de Metodología dela Investigación, 3 (tres) horas cátedra para complementar su cátedra con el objetivo de llevar a cabo la tutoría del trabajo final, en horarios frente al aula específicos y como instancia práctica de la asignatura.


[1] Si bien se trata de aspectos preliminares, es necesario en esta etapa incorporar herramientas teóricas que orienten el modo de pensar la realidad social y su intervención posterior. Entendiendo intervención, en este caso, como el modo a través del cual el investigador se va a posicionar ante ella a la hora de construir las técnicas de obtención y análisis de datos. Tal como lo señala Ruth Sautú (2003) en Todo es Teoría, Objetivos y métodos de investigación., el enfoque teórico atraviesa cada una de las decisiones metodológicas que se toman a lo largo del Proceso de Investigación.

http://centroparroquial.com.ar/wp-content/themes/platform