Salidas educativas


Las salidas educativas siempre nos abren un abanico de posibilidades  de investigación y despiertan los intereses de los niños por infinidades de elementos, también nos brindan la posibilidad de dominar en forma cada vez más precisa  espacios abiertos y amplios, y de realizar actividades que serían imposibles en el jardín.

La construcción del conocimiento solo se logra por la interacción entre la experiencia y el razonamiento,  reflexionando, comparando, deduciendo, anticipando, buscando soluciones y explicaciones, relacionando el contenido que se imparte en la escuela con la nueva experiencia. Así podrán entender como operan las cosas y los sucesos haciéndolas suceder, podrán experimentar mediante juegos, objetos simples y actuar sobre el mundo.

No se solo se trata de enseñar conceptos o dar explicaciones científicas, sino mas bien brindar al niño la oportunidad de actuar sobre los objetos y ver como reaccionan estos para construir los principios del mundo que nos rodea, ya que este es el modo en que el niño construye el conocimiento y no solo por tener  un maestro que expone o explique conceptos.

Es fundamental que los niños se expresen, se acerquen a los materiales naturalmente, los descubran, exploren, jueguen libremente con ellos, realicen pruebas, investiguen e inventen nuevas formas de utilizarlo. Permitirles predecir, anticipar respuestas, formular hipótesis, dejando que ellos mismos las comprueben o refuten, es una tarea educativa, desde donde se fomenta la interacción, alentando el intercambio de ideas, respeto por el otro, la escucha atenta, el trabajo en conjunto.

Nuestro objetivo como docentes frente esta experiencia directa tiene que ver especialmente con  encausar el interés espontáneo de los niños favoreciendo la estructuración del conocimiento en forma tal que sea extensión de los conocimientos que ya poseen.

http://centroparroquial.com.ar/wp-content/themes/platform