NAVIDAD ES JESÚS

“El hombre es un ser que sueña y porque sueña espera,  porque espera busca , siempre está en movimiento hacia la plenitud, esta marcha desea reflejar el sentido del peregrinar del hombre hacia Dios y las antorchas de luz del Espíritu Santo, iluminarán ese camino que nos guía al encuentro del Señor.”

Adviento venida, preparación, ya está pronto la Navidad, hagamos sitio en nuestros corazones, preparémosle con el calor de nuestro amor que no pierde la esperanza en su Salvador, engendrado por amor al hombre,  en  una humilde sierva llamada María, Madre del Señor y Madre Nuestra, y cuidado, educado por un hombre justo y trabajador, José; para nuestra salvación.

El día 5 de Diciembre nos reunimos en nuestra casa, la escuela  Margarita A. de Paz, posada de oportunidades, en dónde vivimos dos culturas de la Navidad,  Navidad Blanca, y Navidad Verde, llenas de la gracia, la ilusión pero sobretodo la fe, en aquel que ha llegado a nuestras vida para, renovarlas y dar vida en abundancia… el nacimiento del Niño Dios.

Un Posada que se convierte en  recuerdos, de miradas, de acompañaros durante un año más, con aciertos y desaciertos, pero juntos en común fraternidad, caminando con Jesús como hermanos. Trabajando durante este año valores que nos han ayudado a crecer y fortalecer nuestra identidad de humanos; la unión, hermandad, ciudadanía, respeto, amor, servicio, perdón, compromiso, solidaridad, alegría, agradecimiento, reflexión.  

Ya se van escuchando con nostalgia el timbre de recreo, la oración comunitaria, la Consagración  a la Virgen María, a la Sagrada Familia, nuestras promesas Bautismal junto al Credo, la Reconciliación, la Comunión, los Actos, las Salidas, Acantonamiento, Campamento, algún que otro olorcito a pan casero, juegos de integración, y tantos hermosos proyectos,   los cuadernos y carpetas con sus últimas palabras, sonrisas que sonarán en la a lejanía, maestros que dejaron sus huellas, algunos darán algunos pasos más, y todos  en el  mayor amor, del servicio más maravilloso que es el  enseñar, de transformar,  de abrir un futuro de posibilidades. Todos en un gran compromiso  de entrega, servicio, y fraternidad…

La Navidad es un tiempo para disfrutar en familia y para compartir, amándonos los unos a los otros del modo que Dios nos ama y cuida, con ternura  e infinita misericordia. Es un tiempo para alabar y dar gracias al Señor, por todas las bendiciones de este año: la familia, la salud, los amigos, la alegría, la ilusión, la esperanza, y con ella poder iniciar otro Año Nuevo pronto a empezar.  

En la Navidad, en el nacimiento del Niño Dios, también podemos hacerle regalos, no podremos regalarle oro, ni incienso, ni mirra como lo hicieron los Reyes Magos, pero si podemos darle, nuestro corazón  solidario. 

Que todos podamos tener una Navidad, en paz, con dignidad, dialogando, estando juntos, festejar junto al Señor, recordar decirle… “FELIZ CUMPLEAÑOS JESÚS”…

 “FELIZ NAVIDAD Y AÑO NUEVO”


< Regresar
http://centroparroquial.com.ar/wp-content/themes/platform