La articulación entre Nivel Inicial y Nivel Primario

Una de las etapas de articulación entre el Nivel  Inicial y Primario se llevó a cabo a fines del mes octubre y hasta mediados del mes de noviembre en nuestro Centro de Educación y Cultura “Margarita A. de Paz”. 

Con el trabajo conjunto de docentes de ambos niveles, a través de reuniones donde se acuerdan aspectos pedagógicos referidos a la articulación inter niveles, propuestas de visitas y actividades compartidas, se favorece este paso entre el Jardín de Infantes  “del  Niño Dios” y la Escuela Primaria “Margarita A. de Paz”.

Si buscamos en el diccionario la palabra articular encontramos que significa unir una parte con otra diferente; enlazar, relacionar funcionalmente las partes separadas y diferentes de un todo. De acuerdo a este significado, la articulación supone, por ejemplo, el enlace de dos piezas o elementos de una máquina que si bien son distintas y forman parte de un todo, se necesitan y complementan mutuamente. Si trasladamos la definición al campo educativo, la máquina sería el sistema educativo y las piezas los niveles, que si bien es necesario relacionar, cada uno debe conservar su identidad. En este sentido, puede considerarse la articulación desde dos perspectivas: una que se refiere a la integración de los niveles en una unidad mayor (el sistema educativo en su conjunto) manteniendo la función específica de cada uno, y otra que responde a la necesidad de continuidad vital del aprendizaje del alumno que debe articularse en un proceso gradual y continuo, al cual la lógica institucional le impone cortes.

Para que el sistema funcione armónica y coherentemente, los niveles deben ajustarse perfectamente de tal modo que no haya vacíos, grietas ni puntos ciegos entre ellos que impidan acceder lógicamente a la etapa superior inmediata. Los conocimientos construidos en un nivel permiten resolver situaciones con variables más complejas en los siguientes. Por lo tanto, el pasaje entre niveles debe entenderse como un proceso. Otra cuestión que debe tenerse en cuenta es que la articulación debe pensarse en forma integral, acercando la propuesta pedagógico-didáctica a la organización y dinámica institucional, sosteniendo tareas conjuntas y proyectos compartidos en función de los objetivos de ambos niveles.

La articulación entre niveles, debe ser la construcción en común de puentes necesarios entre los saberes previos que los niños traen, los cuales interactuarán con los nuevos en un proceso gradual, secuenciado y que refleje los acuerdos didácticos del Centro Educativo.

Dejar el jardín es dejar de ser los más grandes para pasar a ser nuevamente los más chiquitos; es despedirse de la sala, de los rincones, de la seño…
Es abrir una etapa donde las actividades lúdicas dejan de ser un objetivo en sí misma para ser un recurso más, con el fin de lograr diferentes objetivos curriculares. Se modifica el encuadre, el sistema normativo, los docentes, los tiempos son distintos… El proyecto de articulación tiene como objetivo conocer a los niños, organizar y fundamentar las acciones destinadas a ayudar a padres y chicos a iniciar en óptimas condiciones la nueva etapa que los espera.
Considerando que la educación es un proceso  continuo y sistemático, es de vital importancia la articulación entre niveles, es por ello que la articulación está basada en una serie de actividades a cargo de las docentes del jardín y de las maestras de 1er grado.

Los docentes debemos saber que el alumno, es el mismo en los diversos niveles de escolaridad que transita y va modificándose interna, gradual y progresivamente en la medida de sus propias construcciones cognitivas y de su desarrollo personal y social.


< Regresar
http://centroparroquial.com.ar/wp-content/themes/platform