El proyecto ARBOLAR en la Feria de Ciencia y Tecnología de Córdoba

Probablemente los proyectos que más se disfrutan y trascienden son lo que involucran a muchas personas de una institución, los que movilizan el pensamiento y el trabajo de muchos que se reúnen por un mismo objetivo, proyectándolo, soñándolo, debatiéndolo, conformándolo y poniéndolo en movimiento. Y sintiéndolo como propio hasta hacerlo acción.

El Proyecto Arbolar es un proyecto con historia. Se inició -así lo propuso la profesora Andrea Schnidrig en sus orígenes- como un desafío: recuperar el monte autóctono y contactarse con aquellas comunidades para las que el monte es parte de su vida, de su filosofía, de su alma como pueblo, de su esencia. La comunidad wichí, ubicada en Misión Chaqueña, provincia de Salta, fue coprotagonista de un proyecto que este año llegó a la Feria de Ciencias.

A partir del trabajo conjunto con la Fundación Deuda Interna crecía, a través del tiempo, el Proyecto Arbolar, realizado con alumnos de 5to. y 6to. grado de Nivel Primario, y con alumnos de Nivel Medio.

Y su historia llegaba al 2015, año en el que por primera vez los chicos de nuestra escuela primaria vivían la experiencia de participar de una Feria de Ciencias. Y lo hacían con este proyecto lleno de sentidos. Con la profesora Andrea Schnidrig como asesora científica y el acompañamiento permanente de Alejandro Profili, Jaquelina Giordana, asesora docente, delineaba un objetivo a compartir con todos sus alumnos: “lo importante es trascender la Feria de Ciencias y hacer conocer nuestro trabajo como comunidad”.

Abordar la problemática de la pérdida de monte nativo a nivel nacional, provincial y local, como así también las causas y consecuencias involucradas en este proceso, fueron los ejes centrales del trabajo.

Hablar de pérdida del monte nativo es también hablar de mucho más que eso, aun cuando eso solo no sea poca cosa. Es que hablar de desmonte es también hablar del enriquecimiento de sectores sociales a partir de negocios que perjudican a los habitantes de distintas comunidades, es hablar del empobrecimiento de recursos necesarios para vivir, es hablar de contaminación y desertificación, es saber que esto impacta y acrecienta los terribles efectos del cambio climático.

El Proyecto Arbolar cuenta con dos objetivos fundamentales: por un lado, sembrar árboles autóctonos en el invernadero de nuestra institución, cuyo nombre es “Sueño Eterno”. Y por otro lado, disponer de estos árboles para reforestar zonas afectadas de nuestra ciudad, ya que según el trabajo realizado con otras instituciones, tanto en la Provincia de Córdoba como en Villa Carlos Paz, las causas y consecuencias del desmonte son similares a las de Salta.

La producción que arroja nuestro invernadero también tiene como propósito la venta de esos árboles en distintos eventos, para colaborar, en forma de espejo, con la comunidad wichí de Salta, para que allí también cuenten con los recursos necesarios para poder encarar el mismo emprendimiento denominado “Ojwilek naj pesa” (Sueño Eterno en idioma wichí). Muchos podrán recordar, en este camino que ya tiene historia, la jornada realizada en el 2014, en la que los alumnos de nivel medio ofrecieron plantines de árboles autóctonos a las familias de los alumnos de nivel primario. Hoy podemos ver cuán importante era ese día y cómo se resignificaría cada aporte hecho en aquellos momentos.

El Instituto Parroquial Bernardo D’Elía felicita a su comunidad docente y a todos los que permitieron esta nueva instancia de aprendizaje y de apertura a la realidad.  Y principalmente a sus alumnos, que no solo disfrutaron su participación y demostraron su compromiso, sino que además tuvieron la alegría de lograr en la instancia zonal de la Feria, el premio que les permitió arribar a la instancia provincial, en la que pudieron seguir compartiendo la experiencia y hacerla trascender. 

Gracias a los alumnos de 5to. y 6to grado de Nivel Primario: Martina Adaro, Manuel Morales Riva, Tomás Valdez, Oriana Brunetta Becerra, Santino Fallarini Baili, Lucas Larrad. Gracias a sus familias, por el acompañamiento y la confianza. Gracias a los alumnos del Nivel Secundario, que acompañaron las distintas jornadas: Mara Abrate, Camila Secchi, Yani Pissano y Nahuel Navas.

Y un agradecimiento especial, de parte de los docentes a cargo, a la Municipalidad de Villa Carlos Paz, a la Fundación Deuda Interna, a los Equipos Directivos de la Institución y a todos los compañeros de trabajo que apoyaron el proyecto.

El Proyecto Arbolar continúa. Mientras esta Feria se desarrollaba, el sueño ya tenía un nuevo testimonio: pocos días antes de la Feria, en Salta, se concretaba el primer vivero en espejo, el primer vivero que termina de unir a nuestra comunidad educativa con la comunidad wichí de la que tanto tenemos que continuar aprendiendo.

F4 F3 F2 F1 F5


< Regresar
http://centroparroquial.com.ar/wp-content/themes/platform