DÍA DEL MAESTRO

Maestro es el humilde labriego

que esparce las semillas de amor

para cosechar mañana sus frutos

de su noble y fecunda labor.

 

Maestro es aquel que persigue justicia

y refleja en su rostro pasión

de trabajar por su patria querida

sembrando la paz y el amor.

 

Es un rayo de luz en la noche

que nos anima a despertar

para seguir soñando despiertos

y así a mi patria cambiar.

Carlos Díaz Cubas

Hace 128 años del fallecimiento de Domingo Faustino Sarmiento. Por eso, el día 11 de septiembre, día del maestro, rendimos nuestro homenaje y valoráramos la acción de todos los maestros y profesores que diariamente hacen de la educación, más que un trabajo, una razón de vida.

Para ser maestro hay que tener capacidades muy importantes que no pueden sustituirse y pensar en la educación con un gran compromiso.

Ser maestro es fomentar en nuestros niños la responsabilidad de ser buen ciudadano.

Ser docente es un gozo que se lleva impreso en el alma, es un modo de vida que engrandece a todos y a cada uno que eligen esta labor.

Ser maestro es un arte, una profesión y una vocación para alentar sueños, curar heridas y crear hermosos recuerdos educando para la vida, porque comprende que cada historia presente es un mañana posible y renueva sus esperanzas cada vez que abre las puertas del aula.

Un maestro sabe tender la mano, descifrar abrazos y favorecer aprendizajes para la vida.

Un maestro sabe esto y mucho más por ello los niños quieren expresar todo lo que sienten por ellos en esta representación.

Queremos resaltar, desde nuestra convicción, la vida en obras de Jesús como maestro, guía permanente del educador católico.

También queremos agradecer a las familias que nos brindan su apoyo y nos acompañan, recordando que el proceso de educar es una construcción que hacemos entre todos, la escuela junto a la familia.

 Y dar gracias, especialmente, a todos los maestros por el compromiso con el que enseñan a soñar y a vivir.

Mientras haya un docente, los niños y la escuela serán una promesa válida de un futuro mejor.

En este día renovamos en cada uno de nosotros ese compromiso de enseñar y educar en los valores.

 

“Siembren en los niños ideas buenas,

aunque nos las entiendan,

los niños se encargarán de descifrarlas

en su entendimiento

y de hacerlas florecer en su corazón”.

María Montessori

¡¡¡FELIZ DÍA MAESTROS!!!

 

*El homenaje estuvo organizado por los docentes de Materias Especiales.

 


< Regresar
http://centroparroquial.com.ar/wp-content/themes/platform