DÍA DE LA TRADICIÓN

El Arte contribuye a reforzar el sentimiento de comunidad como espacio de cohesión, de reproducción de valores y de pertenencia. La educación apunta en este horizonte a la construcción y afirmación de la Identidad Nacional, entendida como herramienta para la reafirmación de las identidades locales, provinciales, regionales.

Las manifestaciones artísticas constituyen un disparador sociocultural. El niño se nutre de la cultura tradicional a partir de ese saber transmitido por la experiencia, en forma oral y a través de las generaciones, de las que recibe diferentes formas y modos de satisfacer sus necesidades de tipo material, social y espiritual. Esta acción integradora se constituye en un elemento para desarrollar una relación esencial de pertenencia con su entorno y estimular la cultura del trabajo y del esfuerzo individual y cooperativo.

Todos los 10 de noviembre en nuestro país se festeja el Día de la Tradición ¿saben por qué? Porque hace muchos años, nació en la Argentina un autor muy importante que se llamó José Hernández. Este señor escribió un libro al que tituló “Martin Fierro”, el protagonista de esa historia, cuenta como era la vida en el campo, cuanto quería él a los caballos, qué se comía entonces, qué festejaban.

La tradición, nuestra tradición, son todas estas costumbres criollas, las creencias con las que nos formamos y a las que nos acostumbramos desde que somos chicos hasta ser grandes, grandes.

Nuestra Madre, María, es parte de nuestras tradiciones, ella era la compañera de muchos gauchos que durante días y noches cuidaban los campos de los malones o protegían a su tierra.

Esas son nuestras raíces, pedacitos de Patria. Por eso es importante que la televisión, las películas, las modas de otros países nos diviertan, pero que no nos hagan olvidar lo que es nuestro sentimiento argentino. Nuestros colores siempre serán el celeste y el blanco y al mirar al cielo podremos sentir que el sol es parte de nuestra historia.

El libro de José Hernández habla de las payadas, que son como poesías cortitas que se inventan en el momento de decirlas y que describen a la paisana, el mate, el asado, los juegos, las empanadas, el caballo, los amigos, el rancho, la guitarra. Un grupo de paisanos nos preparó algo especial, unas payadas…

Canto para celebrar

El día de la tradición

De ahí le va esta payada

Fruto de la inspiración.

Si quiere venga paisano

A mi ranchito a almorzar

Más ricas empanadas

Los dedos se van a chupar.

He de ir para sus pagos

Luciendo mi traje de gaucho

Con botas, rastra, chambergo

Y mi poncho colorado.

Mientras hago las empanadas

Mate amargo tomaremos

Y al compás de la guitarra

Más coplas cantaremos.

Le llevare de regalo

Miel de las más ricas flores

Y pastelitos de membrillo

Que endulzan los corazones.

Se agradece la atención

La mesa está preparada

Venga, Siéntese en el banco

Y disfrute las empanadas.

Y entre zambas y milongas

Alrededor del fogón

Celebraremos contentos

El día de la tradición.

Sabiendo que nuestras tradiciones nos enseñan quienes somos, de dónde venimos y nos orientan para descubrir qué es lo que queremos para nuestra amada Patria argentina.

Si de Tradiciones se trata, arriar la bandera todos los días, saludarnos en el aula con una oración, compartir momentos y proyectos que ya son parte de nuestro año como la barrileteada, los piponches y los tikitukos, la despedida de 5° a 6°, la consagración a María y todas y cada una de las actividades que se piensan con tanto amor para ustedes, somos privilegiados de tener como escuela raíces y montarnos en hombros de gigantes que hicieron de esta escuela un lugar pensado para que los niños se formen, se eduquen y sean felices.

¡SIGAMOS CONSTRUYENDO DÍA A DÍA NUESTRA IDENTIDAD, CON VALORES DE FE Y AMOR, CON RESPETO Y EMPATÍA!


< Regresar
http://centroparroquial.com.ar/wp-content/themes/platform