Celebración de Adviento Navidad 2018

Hoy concluye una etapa más y queremos vivir entre todos, esta gran fiesta que se aproxima. ¡¡¡El Cumpleaños de Jesús!!!

No hay nada más hermoso para uno, que alguien muy querido, te agasaje con un gran regalo.

Para todos nosotros, el mayor regalo que en la vida podemos recibir es encontrarnos con Jesús. Él es un regalo para nosotros porque nos hace estar y vivir alegres en todo momento, incluso mucho más que cuando recibimos otros regalos, por nuestro cumpleaños o por otros momentos importantes. El Adviento es el tiempo en el que los cristianos nos preparamos para recibir a Jesús y hemos de hacerlo con la ilusión de aquel que va a recibir un regalo muy importante. Por tal razón fuimos construyendo, esta navidad con muchos valores que son regalos para hacer un mundo mejor.

Nada puede estorbarnos para vivir esta alegría de Jesús. Él nace en Navidad, para venir a nuestra vida y hacernos felices. Así que, durante estas cinco semanas hemos preparado nuestro corazón para que nada pueda impedirnos vivir la ilusión de encontrarnos con Jesús. La Virgen María, presente en todo el Adviento, nos ayudará a conseguirlo.

Como decíamos antes, seguro que a todos nosotros nos hace mucha ilusión recibir regalos: por nuestro cumpleaños, por Navidad o por cualquier otro motivo. Cuando se acerca alguno de esos momentos, parece que nuestro corazón se va ilusionando poco a poco, y la alegría parece ir creciendo conforme se acerca ese momento, ¿verdad?

Hay regalos que no son objetos materiales, y que también recibimos en muchos momentos de nuestra vida. Momentos que nos hacen muy felices y que hacen crecer en nosotros la ilusión. Son como estrellas que nos iluminan y que hacen que nosotros también seamos un regalo para los demás.

El Adviento es el tiempo en el que nos preparamos para recibir un regalo muy especial para nosotros. Semana a semana vamos creciendo en la ilusión por recibirlo, porque realmente podamos descubrirlo. Pero para ello hemos de prepararnos, hemos de preparar nuestro corazón para que pueda brillar como una estrella que quiere iluminar a todos.

La estrella simboliza la ilusión con la que nos preparamos para la Navidad. Igual que los Reyes Magos siguieron una estrella que les marcó el camino, nosotros durante este Adviento vamos a dejarnos iluminar por las “estrellas” que nos conducirán a encontrarnos con Jesús, pues en ellas escribiremos los compromisos que presentamos al Señor para preparar nuestra vida durante todo el Adviento.

Momento de los regalos, ¡Uy que gran emoción, nos preparamos a ofrecer nuestras oraciones al niño Jesús.

Despierta puede significar “prestad atención” para no perder la alegría. El Señor viene para que seamos felices. Por  eso ofrecemos las siguientes oraciones:

Oración cinta morada

Señor, ayúdanos a estar atentos cada día para descubrir todo aquello que viene de ti. Que sepamos transmitir a todos la alegría de conocerte.

La fe, como la alegría, no es un acto de magia que aparece sin más, sino que hemos de cuidarla y hemos de preparar nuestra vida cada día para que esa fe se convierta en esperanza, fortaleza, confianza, actitudes que están en la base de nuestra felicidad. Así que ponte en camino.

Oración cinta verde

Señor, queremos prepararnos cada día para conocerte y seguirte mejor. Que sepamos aprovechar el Adviento para esta Navidad puedas nacer en nuestro corazón.

Si aprendemos a ser Alegres y a preparar nuestra fe, sentiremos la necesidad de compartirlo con otros. Ser cristiano no es un trabajo, es un estilo de vida, que nos llena, nos hace felices y nos ayuda a vivir con esperanza en todo momento.

Oración cinta roja

Señor, queremos ser cada día más y mejores amigos tuyos, hacer que otros te conozcan y puedan también aprender de ti. Ayúdanos a tenerte presente esta semana al bendecir la mesa de cada día con nuestras familias.

Proclamar a Cristo en tu vida significa querer amar como Él, querer servir como Él, querer perdonar como Él. Jesús te conoce, sabe lo que hay dentro de tu corazón, tus alegrías y tus penas, y con todo lo que vives día a día, te busca y te llama para que le sigas. Como María, Él espera tu respuesta

Oración cinta blanca

Señor Jesús, ayúdanos a vivir con verdadero sentido esta Navidad. Tú vienes y quieres ser proclamado desde lo profundo de nuestro corazón. Enséñanos a hacerlo.

“Señor Jesús, ilumínanos para que estos compromisos nos ayuden a preparar nuestra vida para proclamarte cada día más. Te doy gracias por todo esto…”.


< Regresar
http://centroparroquial.com.ar/wp-content/themes/platform