9 de Julio-Así vivimos el Bicentenario – 09/07/2016

25 Jul 2016

     Con un stand que recreaba las vivencias de aquel 1816 con sus comidas, escenarios e indumentarias típicas; con muchos bailes que propusieron vivir el bicentenario como una fiesta, encontrándonos a partir de la diversidad que proponen las distintas regiones de nuestra Patria; con un collage de doscientas imágenes que nos invitaban a revisar personalidades, noticias, grupos sociales protagónicos de esta historia nacional, nuestra institución vivió el Bicentenario de aquel 9 de Julio en el que nos declaramos independientes.

    La firmeza, el chamamé, el pala-pala, la cueca cuyana, el amutuy, la jota cordobesa, el marote, el candombe y el pericón nacional permitieron un recorrido a través de bailes, regiones, mensajes, colectivos sociales, actores de nuestra historia y de nuestras tradiciones culturales.

      Y nuestra celebración incluía algunas preguntas:

    ¿Cómo sintetizar doscientos años de nuestro pasado? ¿Cuál ha sido el mensaje de la historia para nuestros tiempos presentes? ¿Cómo proyectar el Bicentenario, y proyectarnos nosotros también? 

Estas eran las palabras del profesor Fermín Borthelle:

     Una extendida manera de entendernos desde nuestra historia y nuestro presente, ha sido procesarla de manera dicotómica. Así, Argentina osciló entre unitarios y federales; el puerto y el interior; peronistas y antiperonistas; el campo y la ciudad;  River y Boca, y así podríamos seguir…

     Sin solución de continuidad, fuimos pendulando, de forma maniquea entre extremos y aceptando –también- que esas tensiones atravesaran nuestras responsabilidades cotidianas.

    Otra interpretación de lo vivido, nos acerca a la visión “decadentista” de la Argentina: de aquella que supo –en un pasado lejano- ser el “granero del mundo” y que, por obra de alguna que otra desgracia, siempre ajena a nosotros, nos condenó a un fatigoso y lastimoso presente…

     Y, en este repaso, no podemos ignorar las grandezas que el país supo producir: ningún argentino que se precie de tal podría desconocer que Argentina que le dio al mundo Borges, Maradona, el “Che” Guevara y -desde hace poco- el Papa Francisco, entre tantos….

     Tan inmensas fueron y son nuestras grandezas, que ellas construyeron la idea de la Argentina “potencia” o la Argentina “campeona”, desde la cual nos fue posible desafiar al mundo. Mirado de esta forma, ¡Cuánto nos debe el mundo!…

     Sin embargo, permítasenos señalar que ninguna de estas visiones puede representar cabalmente lo que somos; y no pueden serlo, porque son sólo retazos de una realidad que fue construida con fines interesados; porque sesgan el pensamiento y  limitan nuestras posibilidades.

     Es preferible –en todo caso- recuperar la visión de Botana, cuando afirma que “…la historia, con sus trampas y bloqueos, no ha eliminado y conserva como una tarea pendiente los tres objetivos simultáneos que persiguió nuestra tradición política: levantar las instituciones del Estado de derecho; instaurar conjuntamente la democracia y la república y, conformar -en fin- una sociedad civil en el marco de una atmósfera de respeto mutuo.”

     Recordamos hoy los doscientos años de nuestra independencia…

  En la memoria del pasado, podemos ayudarnos entonces a explicarnos; comprendernos y determinarnos a actuar…

     En 1816 no había Estado, ni existía la nación… Plagado de contradicciones y obstáculos, el Congreso reunido en Tucumán debatió la suerte de lo que -más tarde- sería la República Argentina; fue el inicio de lo que hoy somos.

    9 de julio de 1816: el Presidente del Congreso de Tucumán, Francisco De Laprida preguntó a los presentes: “¿queréis que las Provincias de la Unión sean una nación libre e independiente de los reyes de España y su metrópoli?”

     9 de julio de 2016: como una sombra espectral que se proyecta sobre nuestro tiempo, la pregunta de Laprida se reformula y actualiza una vez más…

      ¿Queremos hoy, desde este bicentenario, asumir las responsabilidades ciudadanas que nos tocan?

      ¿Queremos comprometernos en la transformación social que necesitamos?

      ¿Queremos aprovechar las lecciones de la historia para ser mejores ciudadanos?

      ¿Queremos –realmente- hacer de la escuela un lugar para el saber, el pensamiento y la acción?

    Las respuestas a estos interrogantes y nuestra propia conducta, será un anticipo de lo que nos aguarda en el porvenir…

Acto2

Acto3

Acto 3

Acto3 b

Acto4

Acto 4b

Acto 4c

Acto4f

Acto 4h

Acto 4i

Acto 4t

Acto 4y

Acto5

Acto 5b

Acto6

Acto7

Acto8

Acto9a  Acto9b

Acto 9c Acto 9d Acto 9e

Acto 9f Acto 9g Acto 9h

Acto9iActo 9i

Acto9j

Acto10(al final)

El Instituto Parroquial Bernardo D’Elía agradece a todo el personal de la escuela que colaboró con este acto que estuvo a cargo, principalmente, del Departamento de Ciencias Sociales; con el trabajo conjunto de los profesores de Música, particularmente de la profesora Laura Ceballos, encargada de los bailes, de la profesora Susana Calvo, encargada del stand que recreaba la época independentista y de las profesoras María Eugenia Ramírez e Inés Mathé, que junto a las cuatro divisiones de los terceros años y a los 6tos. A y B, estuvieron a cargo del banner de los doscientos años.

Continuar leyendo '9 de Julio-Así vivimos el Bicentenario – 09/07/2016'
http://centroparroquial.com.ar/wp-content/themes/platform