Palabras de Bienvenida

11 Mar 2014

          El Instituto Parroquial Bernardo D’Elía dio comienzo hoy al ciclo lectivo 2014. Y lo hizo representando simbólicamente el sentido de una institución educativa: en la formación los alumnos de los sextos años acompañaron a los alumnos de los primeros a ingresar a su nueva escuela. Juntos cruzaron las puertas principales, mientras en el patio interno los esperaban los segundos, terceros, cuartos y quintos años. Juntos unieron emociones: la primera entrada al secundario y la última entrada a ese ciclo. Dos momentos que emocionan, quizás porque nos permiten percibir el movimiento, los cambios, el crecimiento, los sueños, el trayecto.

          Los más grandes acompañaron a los más chicos y luego se ubicaron en sus propios lugares. Con este gesto, la que será la promoción 2019 se sentía acompañada en sus primeros pasos por aquellos que en marzo de 2009 transitaban, como hoy ellos, su primer día de escuela secundaria. Porque en una escuela los trayectos empiezan y se cierran para abrir nuevos caminos y para, en el andar, permitir que las generaciones que se encuentran crezcan, aprendan y se fortalezcan en la construcción de sus vidas. Un símbolo de dinámica de la vida en comunidad.

         Luego de este primer momento, la Directora de la Institución, Lic. Adriana Di Francesco, plasmó en palabras la bienvenida. Destacó el inicio de este año en tiempos de cuaresma: un tiempo para la reflexión. Un tiempo de sacrificios y donación en el que se nos pide mirarnos como hermanos, cuidarnos y caminar juntos, junto a Jesús. Un momento de reconocernos mutuamente, recorriendo el camino donde unos enseñan y otros aprenden…

           Y como el camino del aprendizaje se relaciona necesariamente con el del compromiso, analizó luego las tensiones al interior del campo educativo y social en el contexto actual. “El campo educativo”, señaló, “tiene que brindar condiciones dignas para los alumnos y para los docentes, para quienes todos los días ‘hacen las escuelas’, (…). Las políticas educativas nacionales y provinciales tienen que estar despojadas de mezquindades políticas, tienen que ser pensadas, reflexionadas y proyectadas a largo plazo, contemplando las generaciones por venir. Es necesario ofrecer lugares para la acción educativa que no profundicen las desigualdades”.

          En el anhelo de acompañar desde el rol adulto la formación intelectual y personal de cada alumno, agradeció y recordó el papel fundamental de cada una de las familias que se comprometen y alientan a los jóvenes en este inicio de ciclo, destacando que familia y escuela comparten el anhelo y la responsabilidad de formarlos intelectual y personalmente para desarrollar su proyecto de vida. Agradeció así a quienes pudieron estar presentes compartiendo este primer día de clases y a quienes, no pudiendo asistir, acompañaron desde sus lugares de trabajo o desde sus hogares a cada uno de los alumnos.

          “Bienvenidos a sus trabajos, a enseñar y a aprender. Que sigamos creciendo en comunidad”.

Bienvenida 1

Bienvenida 2

Bienvenida 3

Continuar leyendo 'Palabras de Bienvenida'
http://centroparroquial.com.ar/wp-content/themes/platform