El poder de las imágenes: una intervención de 6to. Comunicación

26 Oct 2015

Salimos al recreo. Y de pronto, en el patio central irrumpieron las imágenes. Eran otras imágenes, no las habituales. En dos paneles, los alumnos de 6to. año de la Orientación en Ciencias de la Comunicación iban colocando fotografías que nos exhortaban a mirar. En los parlantes, comenzó a escucharse:

Hola, esta mañana te proponemos algo diferente. Queremos invitarte a que visites nuestra muestra fotográfica “Disparos”… Y tal vez te preguntarás, ¿por qué “Disparos”? Porque un disparo es lo que hace un fotógrafo cuando decide capturar un momento para hacerlo eterno y porque un disparo es lo que a veces sentimos al ver una imagen que nos desgarra, que nos interpela, que nos llama.

Te proponemos que te detengas a ver, pero también a pensar… ¿Qué ves? ¿Por qué la seguís viendo? ¿Por qué esa y no otra? ¿Qué te causa?

Hay imágenes que nos dejan mudos y es entonces que no hallamos palabra que pueda auxiliarnos; hay imágenes que nos golpean tanto que logran traspasar las fronteras de la memoria y se hacen patrimoniales, históricas… Y hay imágenes que parecen hablar por sí solas… pero es momento de pensar ¿nos dicen a todos lo mismo? Porque las imágenes son, en definitiva, una puerta a un mundo de interpretaciones. Y cada forma de ver, como cada persona, es única e irrepetible. Somos nosotros los que les asignamos diversos sentidos a esas imágenes, y lo hacemos según nuestro contexto cultural. Somos nosotros los que terminamos de completar su sentido cuando nos detenemos a mirarlas. Y así como nuestras miradas no son inocentes, tampoco lo es la de quien la produce.

Creer que son una verdad indiscutible es tan absurdo como pensarlas objetivas. Una imagen es una co-producción entre quien toma un hecho de la realidad para transformarlo en imagen y quien la interpreta. Las imágenes se vinculan con hechos reales pero son la percepción subjetiva de quien las capta, son un recorte de la realidad o, lo que es lo mismo, una propuesta para ver el mundo. No obstante, muchas veces el efecto de realidad que presentan, sobre todo las fotografías, hace que entendamos cualquier representación visual como un documento y, por tanto, no pongamos en duda su contenido.

Los estudios visuales afirman que las imágenes no son como textos que se leen, ya que tienen un elemento preponderante que las hace incomparable: la inmediatez sensual. Apelan más a los sentimientos que a la razón… del mismo modo que lo hace la música. Por eso Ansel Adams solía decir que “no hay nada peor que la imagen nítida de un concepto difuso.” Lamentablemente, la crudeza de esta frase la volvimos a experimentar este año cuando la ambigua realidad que esconde la palabra “refugiados” se hizo visible con Aylan, el niño sirio de 3 años que apareció ahogado en las costas de Turquía.

Pero así como hay imágenes que nos indignan, nos enojan y nos hacen llorar, también están aquellas que tienen la capacidad de dibujarnos una sonrisa en el rostro.

Las imágenes son, en definitiva, vehículos de trasmisión de ideas, valores y emociones.

En tiempos de hiperestímulo visual, hoy los invitamos a VER, porque, como decía Atahualpa Yupanqui al contemplar el Cerro Colorado “para el que mira sin ver, la tierra es tierra nada más.”

Esperamos lo disfruten.

Alumnos de 6to. Comunicación

 

Producto de un trabajo de análisis sobre la centralidad de las imágenes, realizado por los estudiantes de sexto año Comunicación con su profesora María Eugenia Ramirez, la propuesta fue más que una muestra de imágenes. Fue una manera de materializar su fuerza, su poder y su mensaje, que parte de un disparo para hacerse sentido.

Los paneles reunían una lectura de la realidad: los estudiantes, al seleccionar fotos de circulación social que consideraban impactantes, estaban poniendo en juego la idea de subjetividad, de construcción del mundo y la realidad a través de esas fotos. Esas fotografías, que se volvían signos, se unían y se intercalaban con las que los mismos estudiantes habían tomado. Ellos también habían “disparado” sus cámaras para tomar de la realidad lo que pudiera transformarse en señal, en impacto, en mensaje.

Imágenes seleccionadas. Imágenes tomadas por ellos mismos. Eran imágenes dispersas, respondían a contextos de producción diferentes. Pero se reunían ahora en dos paneles. Y entonces cada uno de esos paneles se transformaba en una nueva imagen, superadora, nueva, con la posibilidad de nuevos efectos e impactos, con una nueva propuesta de recortar el mundo, de hacerlo imagen. Con cada una de esas imágenes, los estudiantes habían logrado irrumpir ante nuestra mirada y nuestra subjetividad. Cada panel nos interpelaba, creando sentidos nuevos.

1

2

Una interesante intervención de los estudiantes de sexto que nos pedían que por un momento nos detuviéramos a pensar en el poder de las imágenes que se acumulan, se superponen, se entretejen en redes, se aíslan o se reconfiguran, pero que sin duda forman parte inherente al devenir de nuestro mundo actual.

 

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

 

28

29

 

30

31

 

32

33

 

34

35

36

37

38

39

40

Continuar leyendo 'El poder de las imágenes: una intervención de 6to. Comunicación'
http://centroparroquial.com.ar/wp-content/themes/platform