Homenaje a Agustín Mina

20 Apr 2016

“No tengo idea del día, ni de la fecha, menos aún del

número de etapa, pierdo registro de la hora… pero qué

lindo es hacer lo que a uno le gusta, qué lindo país

tenemos…”

Agustín Mina (Dakar-2014)

 

Pasión puesta en palabras en esta frase de Agustín, quien siempre será un poco nuestro y un poco de todos. Agustín Mina, exalumno de nuestra escuela -si es que algún alumno se transforma en “ex” en lugar de perdurar, presente y tangible, en nuestro ahora que guarda todo lo que es y todo lo que fue-. Agustín Mina, sinónimo de periodismo joven y de pasión por el deporte motor. Agustín Mina, recortándose entre muchos por esta posibilidad única de dejar un legado: quizás sus fotos, que recuerdan lo que lo movilizaba, lo que lo llevó a estudiar periodismo y a disfrutar de cada registro de la realidad, cámara en mano; quizás sus palabras, que son casi un diario personal condensado en una frase que nos dice por dónde ir. Agustín Mina, quien en un accidente durante el Dakar se fue demasiado joven pero antes se ocupó de dejarnos palabras significativas.

Y desde ellas, Agustín nos marca el camino: hacer a cada instante lo que nos gusta, aquello en lo que creemos, construirnos un lugar en nuestro país para, desde aquí, recortar las imágenes del mundo desde las que fuimos, desde las que somos, desde las que seremos.

De la mano de la emoción, del respeto y del recuerdo, el Instituto Parroquial Bernardo D’Elía recibió estos días la visita de los papás de Agustín, quienes trajeron la propuesta de tenerlo en fotos, de tenerlo en palabras. La mamá de Agustín armó en el pizarrón de la entrada un collage de fotos tomadas por su hijo.

Cuando se aproxima la competición que se convirtió en tradición en Córdoba, el rally, una pared de nuestra escuela nos hace saber que él está en esas fotos tomadas en esa misma competición durante años anteriores; que mirando esas postales de carreras pasadas, estamos viendo a través de la mirada de su cámara y disfrutando con él su elección de vida: ser periodista y transmitir los hechos del deporte motor.

Juan Velasco, profesor de la escuela y catequista, compartía en una de las oraciones del ingreso escolar, una idea que nos permite acercarnos a ver estas fotos, homenajeando a Agustín. El profesor recordaba una experiencia personal durante sus años en la Facultad: así nos habló de un compañero suyo, que no veía y que, por lo tanto, iba siguiendo lo que ocurría en las clases y se iba imaginando lo que el profesor escribía en el pizarrón, lo que ocurría a su alrededor. Así, al no poder ver, había aprendido a percibir desde otro lugar. Algo así, nos sugería el profesor, podemos quizás animarnos a hacer ante la pérdida de un ser querido: aprender a percibirlo de una manera distinta. Sus huellas, sus mensajes son la puerta de entrada para sentirlos vivos entre nosotros; para saberlos ahí, acompañándonos, para seguir percibiéndolos y aprendiendo.

Este es el homenaje de todo el Instituto Parroquial Bernardo D’Elía para nuestro querido alumno Agustín Mina. Nuestro especial agradecimiento a su mamá por permitirnos, con su idea y su presencia, esta posibilidad imborrable de tenerlo a Agustín en fotos, para poder percibirlo y reencontrarlo.

AM1

AM2

AM2b

AM3

Continuar leyendo 'Homenaje a Agustín Mina'
http://centroparroquial.com.ar/wp-content/themes/platform