PRIMERO DE MAYO

22 May 2017

Día del Trabajador y de la Constitución Nacional”

 

En esta fecha recordamos el día del trabajo para revalorizarlo una vez más, como el medio más digno para darle significación a nuestras vidas al ofrecer un servicio a la comunidad a través del oficio, el estudio y el esfuerzo personal, también recordamos, en una significativa coincidencia el día de nuestra Constitución Nacional que es la herramienta legal para convivir y para hacer valer nuestros derechos, recordando siempre cuales son nuestros deberes para con el otro, nuestro hermano en la vida comunitaria.

La fuerza no proviene de la capacidad física sino de la voluntad indomable” dice el poeta, la voluntad de ser y crecer, que se concreta en toda obra humana, en su cultura, su producción, su capacidad de trabajo.

Se ha declarado al Primero de Mayo como “Día de la Constitución Nacional” en conmemoración de su sanción, haciéndose justicia con la que es la segunda Constitución más antigua de América, después de la norteamericana, y para que nuestro país tenga un día para evocarla ya que ella significa el Acta de nacimiento de nuestra sociedad política y de nuestro Estado. Ella nos recuerda que nuestra Patria se gestó, no solamente en los campos de batalla, sino también como resultado de los estudios, investigaciones, debates y consensos que se plasmaron en aquella histórica Convención Constituyente de Santa Fe.

Y es  esta Constitución,  en su artículo 14 bis, donde dice que el trabajo en sus diversas formas, gozará de la protección de las leyes, las que asegurarán al trabajador, condiciones dignas y retribución justa…entre otras cosas.

Mayo, para los trabajadores, es un mes marcado por la historia, una tradición de lucha que arrancó un primero de este mes de 1886 allá en Chicago, cuando un grupo de trabajadores organizó una movilización popular en reclamo de la jornada de ocho horas en una época en donde lo “natural” era trabajar entre 12 y 16 horas por día. La mayor democracia del mundo respondió brutalmente, y fraguando un atentado, encarceló a un grupo de militantes. Aun así esta lucha se replicó en nuestro país que se embanderó, cada Primero de Mayo, haciéndose eco de este y otros logros conseguidos por los trabajadores.

El trabajo hace a la dignidad de la persona: el hombre necesita trabajar, no sólo para producir y enriquecerse, sino para ser feliz, para no sentirse frustrado. El trabajo es fuente de equilibrio y progreso de un país. La falta de trabajo, la desocupación, la esclavitud, el trabajo de los niños, la desigualdad, y tantos otros problemas desequilibran a la persona y a todo un país. Por eso, se hace imperioso pedir a Dios que ilumine a nuestros gobernantes para que encuentren soluciones a estos problemas que aquejan a la humanidad.

Pidan y se les dará, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá…, son las palabras de Jesús invitándonos a orar, a pedir con sencillez y confianza a nuestro Padre. Necesitamos de sus bendiciones y de su ayuda.

Por eso como hijos de Dios y como ciudadanos, tomamos el ejemplo de San José, papá de Jesús en la tierra y patrono del trabajo, compartiendo, en su homenaje esta poesía:

 

San José Obrero

Vivías del trabajo cotidiano,

fuiste un trabajador, un simple obrero;

¿tu fidelidad?: -“es José el carpintero”-,

un humilde currante, un artesano.

Trabajo en el que fuiste nuestro hermano;

un trabajo de honrado jornalero

que en todo cuanto hace pone esmero,

porque sabe que Dios usa su mano.

Patrono del trabajo y su salmista,

-manos callosas y dedo vendado-

enseña al hombre de hoy, tan derrotista,

a vivir su trabajo ilusionado,

más alegre, cristiano y optimista,

más solidario y más humanizado.

 

POR ESO DECIMOS: “EL TRABAJO DE TODOS SOSTIENE A LA HUMANIDAD” Y NUESTRA CARTA MAGNA, LA CONSTITUCIÓN NACIONAL, ¡LA VÍA PARA SOSTENER NUESTROS DERECHOS!

 

Continuar leyendo 'PRIMERO DE MAYO'
http://centroparroquial.com.ar/wp-content/themes/platform