ACTO ACADÉMICO 2017

19 Dec 2017

Alegría, entusiasmo, expectativas y nostalgias son sensaciones que nos produce el fin de año escolar, y más aún cuando nos reunimos como en estos momentos, en que esperanzados en el futuro, igualmente miramos hacia atrás, hacia este año que vivimos, lo recordamos y hacemos el balance de lo que aprendimos juntos, los momentos compartidos, las oportunidades que aprovechamos para ser mejores cada día.

La alegría y el entusiasmo nos llenan el corazón al recibir a quienes son hoy un hermoso presente y un futuro prometedor, nuestros egresados.

Estos jóvenes que hoy nos dejan no cierran una puerta sino que la abren hacia un futuro que deseamos sea venturoso. Compartimos seis años de nuestras vidas, con todo lo que esto implica; las emociones, los sinsabores, la felicidad y la expectativa o el desafío de sentir que cambiamos, que crecemos.

                                                                             

Llegamos a fin de año, tan rápido como las imágenes que se nos cruzan por la mente desde el día que iniciaron sus pasos en esta escuela. Sentimientos encontrados nos sorprenden: alegría por la labor realizada en un año que culmina y tristeza por despedirnos de todo aquello que nos hace felices.

Gracias Dios mío por haberme acompañado durante todo este ciclo que termina, sé que estuviste conmigo en todo momento, pues te miré en el sol de cada mañana, te miré en la claridad del día, te miré en la rosa de mi jardín, te miré en una sonrisa amiga. Gracias Dios por estar siempre conmigo… en cada final y en cada nuevo comenzar…

El tiempo desvanece las anécdotas, desdibuja los rostros y esconde los nombres, pero en cada promoción hay un nombre que escapa a esta regla.
Es el del compañero que siempre nos daba una mano cuando estábamos en problemas, el que anteponía nuestras necesidades a las suyas, el que siempre nos ayudaba justo cuando todo parecía desmoronarse.
Mientras el tiempo pasa, siempre encontrarás un mañana y aunque levantes vuelo, soñarás muchas cosas todavía,  ilusiones de momentos vividos. ¡Cuánto por recordar! alegrías, tristezas, enojos y tanto más … esta promoción se caracterizó por el humor, por cuestionar, por tener líderes y por sobre todo ser muy divertidos.

Egresados, hoy comparten el último día como alumnos de la escuela primaria. De “la Margarita”, como le dicen. Dejan las aulas atesorando en ustedes recuerdos imborrables y nacen también muchas preguntas sobre el nuevo camino que inician, cuyas respuestas las encontrarán en los pliegues de la vida. Se sienten felices y al mismo tiempo tristes, sentimientos normales en los momentos ricos que nos regala la vida. Vívanlo a pleno porque les pertenece.

Embargado por la emoción de este acto solemne, queremos decirles que este certificado de educación primaria es el resultado de la dedicación de ustedes, de la labor de sus maestros y el esfuerzo de sus padres, pero recuerden que este es sólo el primer paso que dan para que en el futuro sigan cosechando frutos en su vida estudiantil.

La etapa del colegio primario está llegando a su fin y les espera una nueva llena de desafíos, de nuevas alegrías, de nuevas tristezas. Lo maravilloso que cada etapa se inicia con lo aprendido en la anterior, por eso entrarán a la secundaria sin perder la esencia y la base que les dio su primera etapa en el colegio.

Hoy, comienzan una nueva etapa, emprenden un nuevo viaje y nos gustaría ayudarlos a armar esa valija tan particular que los acompañará: lo primero que tendrían que poner en ella son los valores, ellos deberán ser la brújula de todo cuanto hagan: el respeto por uno mismo y por el otro, la responsabilidad, la honestidad, el esfuerzo, la tolerancia y el amor, deben estar presentes todos los días en cada paso que den.

El saber que tienen una familia que los ama, que quiere lo mejor para ustedes, seres en los que siempre van a poder confiar y descansar cuando el sendero se vuelva muy inhóspito. Los amigos, esas personas incondicionales con quienes compartieron experiencias de todo tipo. Recuerden que por más que la distancia los separe, todos comparten y pierden su mirada en un mismo horizonte.

Los conocimientos, las enseñanzas y destrezas adquiridas en esta, su escuela, les dará confianza y seguridad en ustedes mismos.

La palabra, esa herramienta tan maravillosa que tiene el ser humano, capaz de modificar el mundo.

No se olviden de llevar sus utopías, sus sueños, sus proyectos, la sonrisa; no permitan que desaparezcan, aliméntenlas con la esperanza, la perseverancia y la fe.

Ahora sí, están preparados, el tiempo debe seguir corriendo, sus destinos esperan por ser forjados, caminen con paso firme, por favor dejen su huella, no permitan que su vida pase desapercibida.

Por último queremos  pedirles que sean felices, que no existan, que vivan, que no abandonen sus ideales, que valoren la vida; y muy especialmente, que no nos olviden.

 

 

¡Feliz Navidad para todos!

Les deseamos unas MERECIDAS VACACIONES!!!

Y les decimos  HASTA SIEMPRE!!!

Continuar leyendo 'ACTO ACADÉMICO 2017'
http://centroparroquial.com.ar/wp-content/themes/platform