ORACIÓN COMUNITARIA

04 May 2017

Corriendo la piedra del sepulcro encontramos a Jesús resucitado rodeado de los valores que nos hacen mejores personas cada día.

El martes de la semana pasada nos fuimos dejando a Jesús muerto en el sepulcro, hoy vemos que esa piedra que cubre la entrada está llena de palabras que se oponen a nuestros valores y a lo que Jesús nos enseñó.

Su mensaje es claro seamos portadores de buenas noticias, desde que nos levantamos estamos llamados a anunciar a los otros las buenas nuevas, que de nuestra boca salgan palabras para bendecir, para ayudar a alguien que necesita palabras de aliento o un buen consejo. Hoy tenemos la noticia más hermosa para compartir: ayer, domingo, recordamos un suceso maravilloso.

Vamos a correr esa piedra del sepulcro, esa roca llena de disvalores y actitudes que nos alejan de Dios.

  • 6° grado sacó la piedra del EGOÍSMO. Ser egoístas es pensar solo en uno mismo, creer que lo más importante y lo único importante es satisfacer mis necesidades, sin tener en cuenta que en ese camino lastimo y perjudico a otras personas.

Si sacamos el EGOÍSMO nos encontramos el primer valor, la SOLIDARIDAD, lo opuesto al egoísmo, la solidaridad es ayudar, es tener en cuenta al otro, es pensar en formas de colaborar y compartir. Ser solidarios no es solo dar, tiene que ver con un ofrecernos por completo, no es desprenderse de lo que nos sobra es considerar que hay alguien que tiene más necesidades que yo.

  • 5° grado retiró la piedra ODIO. El odio es un sentimiento que no nos permite sentir afecto por los demás, nos aleja de nuestros hermanos y nos enemista con las personas que nos rodean. El odio nos enferma, nos lastima, no nos permite ser felices.

Cuando corremos el ODIO de nuestras vidas surge un nuevo valor, el AMOR.

Jesús dijo “AMENSE UNOS A OTROS COMO YO LO HE AMADO” Y él nos amó con todo su ser, nos demostró con acciones y palabras que no había amor más grande, tanto nos amó que dio su vida por nosotros.

  • 4° grado nos mostró que sucede si corremos el ENOJO de nuestras vidas. El enojo es una actitud que genera sentimientos inquietantes, no permite que comprendamos lo que sucede y escuchemos las razones de las personas que han hecho algo que nos molesta.

Apareció la TOLERANCIA, ¡qué valor importante! Hoy cada día cuesta más ser tolerantes, escuchar, tener paciencia, respetar las opiniones ajenas cuando no son iguales a las nuestras o cuando se oponen a lo que pensamos. Enojarnos y no dar lugar a la tolerancia pone una piedra en el sepulcro pero ser tolerantes, pacientes, amables nos libera del peso del enojo.

  • 1° grado, corrió la piedra de la TRISTEZA, ¿cuántas veces la tristeza invade nuestros pensamientos? ¿Cuántas veces la tristeza no permite que demos gracias a Dios por todo lo maravilloso que Dios ha puesto en nuestras vidas?

Si corremos la tristeza del sepulcro aparece la ALEGRÍA, no hay nada que haga más feliz a Dios que vernos alegres, que agradezcamos cada día por nuestra familia, por la posibilidad de tener amigos, de venir a esta escuela, por nuestra salud, y por tantas otras cosas que nos permiten sonreír. Lo material no nos da alegría permanente, son los lazos y las personas que nos rodean las que nos permiten llevar una vida feliz y alegre.

  • 2° grado. A ellos les tocó correr una piedra pesadísima, la de la MENTIRA. ¡Qué difícil es hablar siempre con la verdad! La mentira se cuela en nuestras conversaciones y nos hace decir cosas que no son reales, a veces el enojo, el rencor o el odio también nos hacen decir mentiras.

Si corremos la mentira vemos que está la HONESTIDAD, es un valor similar a la verdad, pero no se trata sólo de hablar con la verdad, con nuestras acciones también somos honestos, cuando encontramos algo que no es nuestro y lo devolvemos, cuando reconocemos que nos hemos equivocado y pedimos perdón y en tantas otras ocasiones actuamos con HONESTIDAD.

  • 3° grado corrió la piedra de la DISCRIMINACIÓN. Aunque esta es una palabra que utilizamos bastante y a veces mal, la discriminación es una forma de hacer a un lado a otras personas por una condición diferentes. Mientras Jesús enseñaba los apóstoles no dejaban acercar a los niños porque consideraban que estos no eran dignos de escuchar las palabras de Jesús, sin embargo él les dijo “Dejen que los niños vengan a mí”. Asi nos dejó un mensaje maravilloso, todos, todos podemos acercarnos a Dios. Por eso debajo de la piedra de la DISCRIMINACIÓN encontramos la IGUALDAD, valor que nos reconoce a todos como hermanos, hijos de Dios unidos en la fe.
  • 6° grado volvió a correr una piedra, pero una de las más pesadas.Va a sacar la piedra de las FALTAS DE RESPETO. ¿Qué son las faltas de respeto? Como la palabra lo indica es una falta, hay algo que no está y es justamente el valor que vemos debajo: el RESPETO.

El respeto es un valor que nos pone a prueba, todos y cada uno de los seres que habitan este planeta merecen nuestro respeto. El respeto es un valor enorme que como la palabra lo indica implica valorar a quienes nos rodean y a los lugares de los que formamos parte. Respetamos a nuestros padres, docentes, compañeros pero también respetamos nuestra casa, nuestra escuela, el barrio, la ciudad en la que vivimos. Ser respetuosos nos hace sentir parte y defender el mundo que habitamos.

  • Y 4° grado corrió la piedra del RENCOR, cuando hablamos de rencor nos referimos a las dificultades para perdonar, para reconocer que los que me rodean pueden equivocarse y si Jesús pudo perdonarnos y si Dios nos perdona siempre cualquiera sea nuestra falta, ¿qué nos impide perdonar?

Solo queda una piedra, la más triste, la que tuvo que enfrentar Jesús para salvarnos, para regalarnos la VIDA ETERNA. Es la piedra de la MUERTE, ¿Qué va a aparecer?

La VIDA se hace presente y con ella vemos a un Jesús triunfador, que venció a la muerte y nos dio su paz y su perdón.

¡VIVAMOS CON ALEGRÍA EL RECUERDO DE LA RESURRECCIÓN, JESÚS ESTÁ ENTRE NOSOTROS Y NOS DA SUS ENSEÑANZAS!

Continuar leyendo 'ORACIÓN COMUNITARIA'
http://centroparroquial.com.ar/wp-content/themes/platform